martes, 11 de agosto de 2009

Otro sel: el de Urlio

Siguiendo mis principios (o sea, la X y la A) continúo publicando artículos sobre seles del Leitzaran de los que no se conoce actualmente ninguno de sus mojones ni límites, ni es probable que se conozcan, por haber sido eliminados. Ya os hablé sobre esto en El misterio de los seles desaparecidos, y más exactamente en el último párrafo (el que no se lee nunca).

Esta vez le toca a un sel de curioso nombre: Urlio (antiguamente también Hurlio). Sabemos poquísimo sobre él, pero afortunadamente se ha conservado el topónimo.

En Urlio hay una borda para ganado que todavía se conserva bastante bien, aunque por poco tiempo (el tejado ya amenaza con algún derrumbamiento). Creo que se trata de una de las más "hermosas" del valle, pues tiene una planta que supera los cien metros cuadrados. Vamos, que podría anunciarse así en el periódico: "Borda de 100 m2 con tres habitaciones, cocina-salón-comedor, y amplia caballeriza de 60 m2". En serio, da mil vueltas a muchos pisitos. La pena es que literalmente está hecha una cuadra.

Si alguna vez pasáis por sus proximidades, visitadla.