jueves, 6 de abril de 2017

Próximo derribo: presa de la ferrería de Olloki

Ander Izagirre  publicaba hace diez años un artículo titulado Leitzaran, memoria en derribo. No ha cambiado nada: “El Leitzaran es una especie de museo al aire libre en el que se conserva, petrificado, medio milenio de historia guipuzcoana. Pero la ignorancia y la dejadez están destruyendo un patrimonio asombroso sin que nadie mueva un dedo.”

Nos enfrentamos ahora al próximo (que no último) capítulo: van a derribar la presa de la ferrería de Olloquiegui, dos veces y media centenaria y uno de los pocos vestigios que quedan de esa ferrería que se suponían protegidos por la administración.


No sólo tiene el valor intrínseco relacionado con la ferrería. Además es de un tipo muy particular: es una presa de arcos con contrafuertes (diseño de Pedro Bernardo Villarreal de Berriz), única de su clase en el río Leitzaran. Sólo por eso ya es digna de conservarse.

Lo peor de todo, como siempre, es que hay soluciones aceptables mucho menos invasivas. Lo que quieren hacer no tiene marcha atrás.

El autor del proyecto es la Diputación guipuzcoana, y su coste supera los 600.000 €, financiados en parte con fondos europeos.

Siento dar de nuevo la tabarra con estos temas, pero creo que hay que hacerlos públicos (aunque al final no se consigue nada).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy con Ud. en que de la tabarra y en que sea Ud. impopular en la Diputación. Eso dice mucho de Ud. Estoy con Ud. por ser una voz discordante.

Es triste pero del nivel intelectual de los políticos actuales no espero nada, ni ahora ni en el futuro, porque esa es una especie que va deteriorándose con cada nueva legislatura. En este momento no hay NINGÚN partido, y vuelvo a insistir, NINGÚN partido, al que le importe una higa el patrimonio en general y el del Leizarán en particular, salvo que sea para salir en un titular de la prensa. Incluso hay por ahí algunos “técnicos” que, más o menos, frecuentan el Leizarán y que no lo hacen por amor a las piedras, sino porque en ello les va la nómina.

Como nos decía un profesor de Geografía: “yo he perdido la fe en la especie humana, sólo la tengo hacia humanos muy concretos”.

Pero aunque me vea pesimista, que no sea motivo para que Ud. se desanime, ni mucho menos.

GORA LEITZARAN!

eresfea dijo...

Como ellos hacen la norma, pues, ¡hala!, hacen lo que les da la gana.
Vas a tener que cambiar el nombre del blog y poner algo del estilo: Destrucción del patrimonio de Leitzaran...
Un abrazo.