lunes, 26 de agosto de 2013

En el Leitzaran llueve mucho...

Ayer por la tarde me di una vuelta por el Leizarán, y me encontré con una estampa muy común: una familia paseando en bici por la vía verde (por cierto, los chavales iban vestidos de blanco, cosa poco recomendable por el barro).

Después de subir casi hasta el kilómetro 9 decidieron darse la vuelta. Al poco tiempo comenzó a llover, cada vez con más fuerza. Les vi llegar a Otita empapados (no habían llevado impermeables).

Si vais con chavales al Leitzaran, al monte, a hacer actividades al aire libre, tened cuidado con estos detalles. Una mala experiencia puede quitarles la ilusión de hacerlas en el futuro. El pronóstico del tiempo había anunciado precipitaciones y, desde luego, el cielo estuvo toda la tarde encapotado. Era fácil tomar precauciones, o aplazar la excursión.

No sé si llegarán a leer esto; si es así, les deseo que terminaran bien.