domingo, 29 de mayo de 2016

“Extrañas” escorias en Ameraun

En el lugar de Ameraun (valle del Leitzaran), bajo el frontón y a la izquierda de las anteparas, asoman tímidamente entre la tierra unas escorias de la ferrería que hubo en este lugar. Probablemente fueron depositadas como relleno, aunque algunas de las escorias de los niveles más bajos están solidificadas entre las piedras (colada de escorias), lo que indica que proceden de un horno muy cercano. Hasta aquí hay poco de novedoso.

Recientemente (a finales de 2015), en el pequeño talud existente entre el frontón y el río, se han depositado unas nuevas escorias de procedencia desconocida. Aparentemente, y por su aspecto, no parecen haber estado muy expuestas a la intemperie, y lucen un vivo color oxidado.


Entre ellas destaca una, tanto por su tamaño como por su forma. La cara superior tiene forma elíptica, de 50 por 80 cm, y por el lado opuesto su forma es algo redondeada; tiene un palmo de espesor. Es como si se hubiese solidificado en el fondo, por ejemplo, de un horno.

Hay un problema serio: estas escorias no tienen ningún valor si no se ponen en contexto. Es necesario conocer, como mínimo, de dónde proceden, para poder relacionarlas con un origen concreto. Lo único que sabemos seguro es que han sido transportadas hace sólo unos meses hasta su ubicación actual. ¿Dónde se encontraban hasta ahora? ¿Quién las tenía o las ha descubierto? ¿Por qué aparecen ahora estas escorias, y en este lugar?
Actualización - Todo tiene su explicación. Hace unos meses se retiró la base de un antiguo poste eléctrico, y para ello se removió el suelo; fue entonces cuando aparecieron estas escorias. Probablemente todo el suelo de esta zona del frontón esté repleto de escorias.