domingo, 5 de agosto de 2012

Menos Gezatari

Hace ahora dos años que denunciaba en este blog que, a raíz de unos trabajos realizados en la orilla del Leitzaran, las excavadoras habían dañado el estribo que se conserva del puente de Gezatari. En esos trabajos se taló todo el bosque de ribera existente en la zona (roble, aliso, pino, etc.), y se repasó todo con excavadoras (causantes del desastre). Después se plantaron alisos de vivero. Si antes ya esra una zona expuesta a las crecidas del río, después de esta manipulación quedó aún más desprotegida, por la práctica carencia de árboles de un porte mínimo y de raíces que sujetaran la tierra. Y ha pasado lo previsible: en la riada del pasado 6 de noviembre el agua campó por sus respetos, barriendo mucha tierra y piedras, entre otras las de la parte superior de lo que quedaba del estribo. Por cierto, el objetivo por el que se taló toda la zona para repoblarla de nuevo no se ha cumplido (zona de refugio para el visón europeo), evidentemente.