miércoles, 20 de abril de 2011

Las ruinas de Mustar ya son más pequeñas

¡A mí no me gusta tener que publicar estas cosas! Pero siguen sucediendo.

Hay en el Leitzaran una ferrería, la de Mustar, de la que no queda gran cosa: las ruinas de un caserío, un puente, una presa que se levantó sobre la de la ferrería, unos ligeros trazos de canal y una colada de escorias solidificadas entre las piedras de la orilla del río.

En el año 2000 se construyó una pequeña represa para medir el caudal del río en verano, con el fin de mantener el llamado caudal ecológico por parte de la central hidroeléctrica de Ameraun. Esta construcción causó serios daños en la colada de escorias, pues la rompió y sepultó en buena parte. En su momento lo recogí en la web.

Como se ve que aún quedaban bastantes escorias a la vista, el año pasado han depositado en la orilla más cemento, tapándolas casi del todo. Sin comentarios.

No discuto la necesidad de una presa de aforo, pero ¿cuesta tanto moverla un par de metros arriba o abajo? Y sobre lo último que han hecho, lloviendo sobre mojado ¿no hubieran podido hacer una consulta, antes de cagarla?