martes, 12 de octubre de 2010

Los molinos de mareas de Irarrazabal

En el nº 549 de Euskonews (revista electrónica de Eusko Ikaskuntza) han publicado un magnífico artículo de Javi Castro sobre los molinos de mareas de Irarrazabal (en Deba).

El artículo recoge muchos datos históricos relacionados con dos molinos que funcionaron en la desembocadura del río Deba, y que estuvieron ligados a la casa solar debarra de Irarrazabal. Estos molinos funcionaban ya en el siglo XV, y pugnaron por su existencia hasta finales de XVII.

Apenas nos han llegado restos de ellos: el topónimo Errotazar (molino viejo), y restos de un canal o desagüe perteneciente a alguno de ellos. En 1997 esta zona fue declarada como Zona de presunción arqueológica por el Gobierno Vasco (aunque sabemos que estas declaraciones no suponen una gran protección del patrimonio).

Los molinos de mareas funcionaban llenando unas presas de agua durante la pleamar, y vaciándolas en bajamar; el agua, al salir, movía las piedras de los molinos. Su rendimiento era más bien escaso. Según Antxon Aguirre, en Guipúzcoa hubo al menos catorce de estos ingenios.